eltransitotxt: dando cuentas de un experimento comunicativo

Advertisment

Desde hace algo menos de un mes vengo desarrollando un experimento comunicativo (empecé el pasado 27 de octubre). El programa de mensajería instantánea Telegram provee desde hace algún tiempo la opción de crear Canales, que no son otra cosa que listas de distribución de información a las que la gente se puede suscribir. Son unidireccionales: hay un emisor y tantos receptores como personas se apunten.

Advertisment

Últimamente, varios políticos lo han empezado a usar como canal de información y un viejo amigo y colaborador,  Arturo, me propuso “¿Por qué no te creas un canal para tus textos?” En un primer momento la idea no me sedujo nada: hablábamos de un canal cerrado y de una estructura vertical de información.

Sin embargo, la idea quedo borboteando en mi cabeza y, poco a poco, empezó a parecerme bonito colarme, como un gato merodeador, en la cotidianidad de la gente a través de su móvil y, precisamente, en el cuarto –la mensajería instantánea- que se está convirtiendo en una casita que llevamos a cuestas todo el día, como aquellos trabajadores italianos que emigraban a la Argentina a principios del XX.

Para no resultar invasivo y hacerlo sostenible me propuse mandar un textito corto cada día, de lunes a viernes (luego me permití la licencia de fallar cuando no tuviera nada interesante que decir). Primero lo testé con un número limitado de amigos, y  la segunda semana decidí mandar una invitación educada a las personas de mi agenda de teléfono que utilizan Telegram. Días después, incluso, lo promocioné discretamente en mis cuentas de Facebook y Twitter.

Con los días, y testando la usabilidad del invento con el propio Arturo, fui introduciendo algunas novedades. Al principio me obsesionaba que sólo llegara una notificación, pero el chat no está hecho para formatear texto y la pequeña resolución de la pantalla hace que, aunque los mensajes sean cortos, aquello pareciera un ladrillo, de manera que ahora los mando divididos en dos o tres bloques. También decidimos introducir un “Tiempo estimado de lectura” junto al título, que oscila entre los 40 segundos y el minuto.

Advertisment

En cuanto a la temática, no me marqué ninguna línea editorial. Soy yo en corto. La máxima es que iba a estar hablando sobre todo para “mi agenda”, de manera que desde el principio tuve claro que los textos se mezclarían con mi vida y no escatimarían en los excesos que me apeteciera incluir. Al fin y al cabo, de momento, sólo llega a una veintena de personas, casi todos conocidos.

Los límites que el invento tenía desde el principio no han desaparecido, me gustaría mucho poder continuar el experimento en una plataforma abierta basada en XMPP (por ejemplo). O a través de algún desarrollo hecho en GNUSocial. Además, Telegram es un programa extendido pero no es Whatsapp, de manera que mi madre no va a leer nunca eltransitotxt. Sin embargo, a día de hoy, mi estrategia de gato merodeador llamando a la ventana  no podría haberla llevado a cabo de otra forma.

El otro límite evidente es la falta de feedback, la sensación de estar hablando sólo. Algunos mensajes privados que me han llegado al respecto han conseguido dibujar en mi cara una sonrisa de oreja a oreja, pero hay que admitir que se trata de un problema.

Esta semana el proyecto ha dado un pasito más, que en nada potencia el experimento en sí mismo, pero que lo hace volar hacia otra dimensión y, de paso, me ayuda a cumplir un viejo sueño. A partir de ahora los mini posts va a estar disponibles en un blog de la sección Voces Amigas de la página del difunto Javier Ortiz. Esta página reúne a algunas personas que me son muy queridas y mantiene la llama de un periodista que fue muy importante en mi formación personal.

En fin, seguiré dando cuentas por aquí de las evoluciones de mi experimento.

  • Si quieres, puedes subscribirte al canal de Telegram (has de usar este programa para ello) en http//telegram.me/eltransitotxt
  • Si quieres, puedes seguir los mensajes en el blog de eltransitotxt
Advertisment

27 pensamientos en “eltransitotxt: dando cuentas de un experimento comunicativo

  1. Luis de la Cruz

    eltransitotxt: dando cuentas de un experimento comunicativo http://www.eltransito.me/eltransitotxt-dando-cuentas-de-un-experimento-comunicativo A un mes de empezar un experimento de comunicación en el que me sumergí sin saber si tenía o no sentido doy cuenta de él y de sus evoluciones. Mensajes diarios a los contactos de mi agenda telefónica. El medio, aquí, moldea el mensaje más por razones de etiqueta que por la propia estructura técnica. Y, con evidentes problemas, me está pareciendo enriquecedor.

  2. Luis de la Cruz

    @eltransito me contesto a mí mismo para añadir sobre la última parte que me hubiera gustado (y habría sido sencillo) trasladar los textitos en su versión web a una categoría del blog y federarlos aquí pero, sencillamente, surgió la ocasión de introducirme en la comunidad de blogs de Javier Ortiz, que me es un sitio muy querido. Allí, por desgracia, no usan WordPress

  3. Luis de la Cruz

    @eltransito me contesto a mí mismo para añadir sobre la última parte que me hubiera gustado (y habría sido sencillo) trasladar los textitos en su versión web a una categoría del blog y federarlos aquí pero, sencillamente, surgió la ocasión de introducirme en la comunidad de blogs de Javier Ortiz, que me es un sitio muy querido. Allí, por desgracia, no usan WordPress

  4. David de Ugarte

    @eltransito mmm ¿no te da miedo la dependencia de Telegram? Dependencia tanto por el carácter centralizado de la red que forma como por exigir a cualquiera que quiera leerte instalar una aplicación comercial específica de la que no te puedes hacer responsable. No sé. Creo que hay que pensar en las apps como sistema de gestión y acceso a contenidos, sí. También por @lasindias estamos haciendo nuestros experimentos, pero ¿no era parte de la gracia de la web dejar de depender de los organizadores/centralizadores de audiencias?

  5. Luis de la Cruz

    @david @lasindias me da miedo sí, como pongo en el post. En cierto modo, el haberlo incluido en el blog de Ortiz también viene por ahí , claro. Por otro lado me está permitiendo experimentar con el tono, pensando en la recepción que tienen los suscriptores y me anima pensar que el modelo podría ser trasladable a otra plataforma que me permitiera, de igual forma, mantener la mixtura personal/informativo y la sensación de estar introduciéndome en la cocina mientras baten los huevos. 

  6. David de Ugarte

    @eltransito Creo que estamos todos entrando en una fase de reflexión sobre lo que nos viene encima cuando una parte importante de la gente de nuestro entorno ya no se conecte a internet a través del navegador nunca o casi nunca y solo use apps (aunque sean muchas)

  7. Carlos San Bu

    @david @eltransito eh! Que el hype de las apps ya pasó! Ahora vamos al IoT y la SmartTV. Hay que apostar por contenidos audiovisuales, hay que aprender a contar historias en ese nuevo formato, muy en línea con el post de @exetio. Yo me estoy planteando como conectar mi tele a mi RSS y tener el móvil como dispositivo de información adicional. Si ahora vamos a por las apps iremos siempre a la zaga. Al final lo que tenemos es nuestro blog y distintas formas de acceder a él, diseño adaptativo pero a todos los niveles.

  8. Luis de la Cruz

    @litox @david esto que comentas me parece interesante pero me interesa mucho el tema de la ubicuidad  y del yo cyborg, que el móvil aporta y no la televisión, me da lo mismo que sea con una lógica de apps (que por filosofía me repele, en realidad) que porque al fin llegue a estabilizarse y popularizarse una nueva generación web mobile con html5 u otras tecnologías @exetio

  9. Carlos San Bu

    @eltransito @david @exetio no digo que una cosa aporte y otra no, simplemente son experiencias distintas, la tele para ver vídeos cortos de forma pasiva es lo mejor. Mi objetivo es poder desconectar cuando llego cansado de trabajar sin tener que entrar en una agenda nacional que cada vez me importa menos. El móvil es algo más multiusos que me permite hacer de control y leer textos cortos sin salir de ese "modo pasivo" que todos necesitamos de vez en cuando. La lógica de las apps ni me va ni me viene y más cuando vamos hacía una Internet ubicua donde desaparecerá el propio concepto de aplicación.

  10. David de Ugarte

    @litox @eltransito @exetio La verdad es que es un universo de «entre lo malo y lo peor». La audiovisualización significa a las finales -si no hay mejoras tecnológicas sorprendentes- ventaja de escala (aunque como vemos con los youtubers sean escalas pequeñas) y la app-zación significa la multiplicación de corralitos y el filtro de los markets… Nosotros nos quedamos sorprendidos por la hija de un amigo que tiene 12 años y vive en París y que, nos contaba, ya no busca en Google para hacer los deberes, sino en los markets de apps… y encuentra lo que busca.

  11. Luis de la Cruz

    @litox toda la razón, pero hablaba de las lógicas que me interesan a mí como generador de contenido (uno de tantos posibles, pero el que haré yo). En todo caso mi cerebro y mi cultura de consumo tienen un problema severo con la resolución de una televisión para leer y trabajar (ya lo he comprobado), para el consumo de contenidos audiovisuales  guay, lógicamente @david @exetio

  12. Gustavo Moreno

    @litox @eltransito @david @exetio Si tu espacio lo permite, mejor que una tele para ver vídeos es un proyector contra una pared. Aunque hay algo por lo que tengo curiosidad: «cuando llego cansado de trabajar sin tener que entrar en una agenda nacional» ¿Cual es el inconveniente de conectar la raspi por HDMI?

  13. Carlos San Bu

    @gustavo @eltransito @david @exetio no es un gran problema, pero lo prefería cerca del router conectado por ethernet a lejos por wifi, cuestión de eficiencia y velocidad, a parte de que no quiero meter otra interfaz a la tele, la que tiene va bien. Ni tengo espacio ni me convencen los proyectores, para cosas pequeñas calidad/precio es mejor una tele.

  14. Gustavo Moreno

    @litox @eltransito @david @exetio Creo que lo de ethernet tiene una solución pasando el cable por dentro de la pared. Yo lo tengo así en casa. No obstante, una wifi es probable que tenga un ancho de banda más amplio que el de un cable ethernet (10 mbytes/seg, frente los 15 por segundo de .11n o los hasta 78 de .11ac), depende más de la calidad las antenas y los protocolos que usen que por el hecho de ser wifi. Por la segunda incomodidad, creo que el xbmc transmite por upnp. Si no lo tiene, hay aplicaciones específicas para ello. 

  15. Exetio

    @litox @david @eltransito Desde fuera puede parecer adaptación (o "dónde vamos a llegar", según tenga uno el día :-), pero desde los 12 años del chaval es puro aprendizaje y aplicación estricta de la navaja de Occam. Las demás consideraciones, como la tripulación de la Nostrono: _expendable_. Si la app le ayuda directamente, se ahorra los pasos de a) buscar algo que le ayude y b) cribar resultados de búsqueda. Además, siempre ha visto a sus padres sacar del bolsillo un móvil, no un laptop; y puede que entre sus primeros juguete hubiera un smartphone blandito y de muchos colores.

  16. Gustavo Moreno

    @litox @eltransito @david @exetio Ethernet es lo más utilizado aún. Aunque el router sea Gigaethernet, también tienen que serlo las tarjetas de red (la de la raspi, por ejemplo, es ethernet) y los cables tienen que ser categoria 6. Aunque es un caso más extremo, también hay que tener en cuenta la velocidad de los discos duros y buses de la placa base, no se aprovecha un ancho de banda de 1000 mbits/s si el disco duro escribe a 500 mbits/s

    En cuanto al upnp, si la tele tiene la aplicación, no tendrás problema en instalar una servidor en alguna raspi. Si además es capaz de montar nfs o samba, compartir directorios a efectos prácticos sería como tener un streaming.

Los comentarios están cerrados.