Hobsbawm sentando cátedra

Tengo un respeto enorme por Eric J. Hobsbawm, y frases como esta que acabo de leer en una entrevista en El Viejo Topo son las que contribuyen a su solidez:

Por lo que yo sé, no hay ninguna sociedad en la que no exista el concepto de injusticia. Y por esto no debería haber ninguna en la que no se subleve la gente contra la misma

Titula que algo queda

Los medios de comunicación siguen con la cantinela de Carlos Palomino “el antisistema”, tratando de sacar de “la normalidad” al chico y a sus amigos porque claro, ir a una concentración antifascista es ser un tipo radical y potencialmente peligroso y aunque el militar este, fascista y asesino, era aún peor (un perro de presa) el suceso en el fondo es un altercado en los bordes de nuestro mundo plano. Sin comentarios…o sí, los que en su día hizo Javier Ortiz, que me siguen pareciendo muy pertinentes.

Antifascista entre comillas

“Enfrentamiento en Madrid entre bandas juveniles de diverso signo ideológico”. ¡Fascinante planteamiento! Voy a pedir a los historiadores que asuman esta nueva tendencia, tan aséptica y tan equidistante. ¿Qué tal si se deciden ya a describir la II Guerra Mundial como un “enfrentamiento entre bandas adultas de diverso signo ideológico”?
Lo mismo para las víctimas. “Se produjo un muerto”, leo en un titular.  No me digáis que no es fantástico ese “se”. ¡Se produjo! ¿Él solo, por su cuenta?
Tomemos ejemplo y escribamos, a partir de ahora: “En el enfrentamiento entre bandas adultas de diverso signo ideológico que tuvo lugar en el mundo entre 1939 y 1945 se produjeron varios millones de muertos.  Muchos de ellos se produjeron en cámaras de gas y hornos crematorios”.
Incluso ha habido un periódico, que se pretende lo más de lo más, que ha considerado que no estaba lo suficientemente claro que el chaval asesinado el domingo en el metro de Legazpi fuera realmente antifascista (se ve que luchar contra el fascismo no es prueba bastante), razón por la cual aludió a él en su portada de ayer calificándolo de “antifascista”… ¡entre comillas!
¡Cuánta ideología babosa condensada en unas solas comillas!
Pero vayamos al meollo. El punto clave es que las autoridades de Madrid, olvidándose de que el Código Penal español prohíbe la provocación a la discriminación, al odio y a la violencia por motivos de etnia, raza u origen nacional, autorizan actos públicos xenófobos, netamente fascistas, como el que se iba a celebrar con su beneplácito el domingo en Usera. Una vergüenza pública que movió a unos cuantos centenares de jóvenes, dotados del sentido de la dignidad y de la memoria histórica del que tantos mayores carecen, a plantar cara en el sitio de autos para decir… pues eso: que ya está bien.
Me piden que compare lo que se prohíbe en Euskadi y lo que se permite en Madrid. Para qué. Que vea quien tenga ojos para ver.
Los que tenemos ojos para ver vemos que en la España de hoy reina un patético desarme ideológico. Y que a quienes tratan de mantener alta la guardia los ponen entre comillas.
Aunque den su vida en el intento.
________
Aparecido en Público el 12-XI-2007

Publico sin Escolar

Supongo que ya habéis visto que han relevado a Nacho Escolar de la dirección de Público y han puesto a un hombre Prisa en su lugar. En fin yo he sido bastante crítico con Público por ciertas tibiezas y alguna salida de tono amarillista en las formas, pero hay que reconocer que en él se encuentra temas y tratamientos desconocidos en la prensa nacional (su posicionamiento en el conflicto Palestino – Israelí es casi activista y yo lo agradezco, en lo de Grecia, la inclusión de noticias sobre Cultura Libre, Ciencia, una sección de Historia, etc) también tiene un puñado de firmas interesantes.

A cambio, es cierto, demasiado fútbol, mucho colorín para mi gusto y un exceso de celo en la defensa de su grupo empresarial y la televisión hermana. Bueno, no vamos a caernos de un guindo a estas alturas, la prensa profesional es un negocio, sólo cabe pedirle cierto grado de dignidad y transparencia.

Oye, que un nombre no hace una cabecera”. Por supuesto que no, pero la intención de este proceso parece más bien clara. Por cierto ¿es verdad que ahora la Sexta se puede ver en Digital plus?

Reiniciando

Hace mucho que no os daba la lata (=grito al vacío), hace tiempo que no os cuento nada, así que me he decidido a desempolvar mi panel de admin. para dejaros algún enlace interesante. Prometo no volver a estar tanto tiempo sin contarme nada. Sin poner en limpio y bits mis pensamientos.

Me ha parecido interesante que Francisco Espinosa haya elegido un blog, el de José María Lama para explicar el caso de manipulación por parte de El País hacia un artículo suyo aparecido en su sección de Opinión. A veces cambiar unas pocas palabras cambia el sentido de todo un artículo, y no parece que se trate de un accidente, y es que El País, esa autonombrada piedra angular de la Sacrosanta Transición Española nunca ha visto con buenos ojos que se rompa su pacto de silencio de entonces. Hay que apoyar al Movimiento Por la Recuperación de la Memoria Histórica porque es progresista…pero no demasiado porque lo es demasiado.

A otra cosa.

Tengo en agenda leer Brad Will. Una noche más en la barricada, el doumental sobre el activista de Indymedia asesinado en Oaxaca en 2006. En Diagonal publicaron una interesante entrevista con uno de los autores del vídeo. Muy interesante el carácter colaborativo con el que -fruto de la necesidad- tuvo que hacerse el documental. Una vez más la virtud nace de la necesidad:

D. : ¿Cómo conseguiste financiación ?
M. : Gran parte del trabajo es voluntario. La primera versión para llevarla al festival necesitaba traducción, lo subí a la web de Indymedia y dije que necesitaba ayuda. Lo partimos en bloques de pocos minutos y me fui a cenar ; cuando volví, la traducción ya estaba hecha. Es un ejemplo de la fuerza que puede tener la colaboración que hay en Indymedia. Yo trabajaba en otra cosa mientras montaba, pero me quedé sin dinero, entonces la gente de Intermedia de Sevilla y otra productora me dieron recursos para acabarlo.
D. : ¿Dirías que es un documental colaborativo ?
M. : Sí, y de ahí viene lo de firmar como “VideoHackers”. Veo bien que se conozca a la gente que lo ha hecho, por si te gusta o quieres una copia, pero nunca me ha gustado firmar. La idea de que sea una firma anónima viene de cuestionar la figura del “artista”. Firmarlo en plural es porque, por más que yo haga mucho curro solo en mi casa, montando, hay todo ese montón de gente que ayuda y gente que desde el principio de Indymedia ha estado, es difícil decir cómo ha colaborado pero ha sido fundamental. “VideoHackers” es una manera anónima y colectiva que tengo de firmar en nombre de toda esa gente. El nombre viene del libro La ética hacker, que habla del hacker no como un informático, sino como una actitud, de compartir conocimiento… Uno puede ser un agrónomo hacker, un profesor hacker, y yo pensé en un VideoHacker : no se trata de saber de vídeo y ordenadores, es la actitud hacker en el vídeo.

Y bueno, eso que estoy engrasando los dedos para seguir dando caña al menos el mismo número de años que llevo ya en esta trinchera de La bitácora de Eltránsito.

Lo más profundo es la piel

Hoy en una conversación deliciosa con Nieves de El planeta de los libros hablábamos entre otras cosas sobre los pocos columnistas actuales que nos interesan. Pensándolo en casa he recordado una columna de Alberto Olmos de el otro día que me gustó mucho. Por como está escrita más que por lo que dice, porque nos recuerda con lo que dice lo que todos pensamos (aunque no digamos), y porque me ha recordado una cita impagable de Paul Valery: lo más profundo es la piel. Mejor diho imposible.

Curiosamente otras columnas de Olmos no me habían llegado a tocar nada. Nada me decían.

CUALQUIERA TE DICE NADA// ALBERTO OLMOS

Quítate la ropa: este es el mandato de la temperatura que acaba de caernos encima. Nuevamente la primavera pone los cuerpos en su sitio y todos aquellos que gozamos de la zozobra del sexo nos encontramos cara a cara con la carne. Este artículo va de follar.
Dos pulsiones mueven el mundo: el dinero y el sexo. El dinero tiene en este periódico su sección específica; el sexo está en todo el periódico, incluso cuando este diario haya renunciado al usufructo de los mensajes de contacto. Somos la carne que nos queda, el deseo polinizador y la deriva de perdernos entre esqueletos calientes. Eso lo sabe el periódico, la televisión y cualquier producto a la venta. Muchas veces no se dice, pero todo lo que nos habla y nos tienta, lo que nos convoca, lo que nos pide su voto o nos da trabajo, musita subliminalmente misterios de sexo.
Porque somos superficiales, y porque lo más profundo es la piel (Paul Valery), no vemos políticos en los políticos, ni arte en el arte, sino lo buena que está Cayetana Álvarez de Toledo y lo mono que es el cantante de Mgmt. Jugamos a GTA para seducir prostitutas de lujo; bebemos y nos drogamos para ligar; cuando nos miramos en el espejo, nos estamos deseando buena suerte en todas las citas.
Lo banal es nuestro sino, y aunque muchas veces nos sentimos avergonzados, en el fondo nada hace tan feliz como ser tocado y hasta utilizado por otra persona. En medio de la vida, nuestro cuerpo pide paso.

Qué grande el Stipe

“Mi nombre es Michael Stipe y quiero hacer una declaración en nombre de R.E.M. Pero antes quisiera expresarle a cualquier dudoso que estoy aquí por mi propio y “contaminado” pie… uhm, estoy un poco nervioso por lo tanto voy a leer esto para evitar un malentendido: Peter Buck y Mike Mills anunciaron hoy, después de años de especulaciones, que ambos son heterosexuales o “rectos”. Estoy feliz por mis compañeros de banda y felicito la honestidad y el coraje al hacer esta declaración. Estoy con ellos, como siempre, y estoy orgulloso de su fuerza de carácter en esta difícil y deliberada decisión que han tomado”.

Los verdaderos moderados

Los hombres no hacen revoluciones para ser revolucionarios sino para poder ser –por fin- reformistas. Es decir, para alcanzar ese horizonte abierto -como el de un software libre- en el que se puedan introducir cambios a la medida de las necesidades de los ciudadanos, de acuerdo con su intervención consciente, en el marco pugnaz de las limitaciones tecnológicas y naturales. Al contrario de lo que pretende la propaganda, lo que caracteriza al capitalismo es que excluye y castiga las reformas; y si contra él hay que hacer la revolución es precisamente para poder ser moderados. Como en los cuentos infantiles, hace falta siempre una pequeña prohibición para liberar las voluntades y alcanzar la felicidad: respetar un árbol, negarse un alimento, mantener cerrada una habitación. El socialismo sólo impone un límite, sólo exige un mandamiento, y es mucho más modesto y realista que el precepto cristiano que nos invita a amarlo: “no te comerás a tu prójimo”. La paradoja del capitalismo es -al revés- la de que no prohíbe nada y, por lo tanto, lo encadena todo; no impone ningún límite y por eso mismo acaba sometiendo todas las voluntades a la libertad de la antropofagia, cuyo ejercicio mismo inhabilita, a fuerza de antipuritanismo, todas las otras libertades. El gran éxito propagandístico del capitalismo, y su solapamiento fraudulento con los valores ilustrados, tiene que ver con el hecho paradójico, en efecto, de que impone una feroz y criminal tiranía a fuerza de acumular libertades. Las constituciones llamadas “democráticas” de Europa y EEUU proclaman el derecho a la vivienda, a la salud, a la educación, al trabajo, a la libre expresión, a la vida, a la igualdad y a la seguridad -condiciones todas de la libertad individual-, y su incumplimiento material no es el resultado de una intervención anticonstitucional contra ellas sino justamente de la maximización de las libertades individuales. Para que todos estos derechos queden de hecho anulados sin necesidad de desmentidos ni interdicciones es suficiente con añadir un derecho más y dejar que se imponga por sí solo: el derecho a comer hombres. Basta con liberar y liberar y liberar para que todo quede definitivamente atado, cerrado, imposibilitado; y basta -al contrario- con prohibir una sola cosa para que se abra de pronto un umbral
donde la voluntad puede decidir -para bien y para mal- sobre todo lo demás.

Sigue en Variaciones sobre el Socialismo, de Santiago Alba-Rico

La directiva del retorno

El año entrante nos trae un proyecto de Directiva europea que nos hace a todos un poco menos libres, sobre la detención y la expulsión de las personas extranjeras Será presentado al Parlamento Europeo en enero y prevee una detención de hasta 18 meses y una prohibición de 5 años antes de volver a Europa. Se ha articulado un llamamiento online para llamar la atención de los parlamentarios europeos, que por primera vez por cierto tendrán el mismo poder de decisión que el Consejo de Ministros en esta materia.

Visto en el blog de Samuel

Recurriendo a las fuentes

Muy clarificador aunque poco sorprendente resulta el informe de la Universidad Camilo José Cela titulado El uso periodístico de las fuentes en radio y televisión según el cual el 83% de las noticias difundidas en radio y televisión proceden de una única fuente interesada. Según el estudio hoy se usa menos de una fuente por pieza tanto en radio como en televisión. Vamos que leer el periódico es como preguntarle a la vvecina del sexto.

Vía