Pensamiento único disfrazado

He estado viendo un rato CNN+, el espacio de Gabilondo, y he acabado bastante asqueado. En la primera parte (de las que he visto) han estado analizando – con la bendición de los periodistas allí presentes- lo retrógrada que es la Iglesia con una serie de expertos reunidos en cónclave para la ocasión. Muy moderno y progresista. En la segunda un par de economistas y expertos se han dedicado – con la bendición de los periodistas allí presentes- a seguir con la construcción más persistente de estos días de pensamiento único, lo inevitable de la “flexibilización” del mercado laboral para salir de la crisis. También muy moderno y por lo visto progresista. El barniz de esta gente resulta ya de un grumoso, la mentida de un trazo tan grueso…

Como medicina me he puesto esta entrevista a Vicenc Navarro en el programa Tesis, que por desgracia no deja incrustar los vídeos de su canal de You Tube

Publicidad contextual odiosa

La publicidad de Google es muy pacata para algunas cosas, salvo que se la cuelen no se pueden ver anuncios de juego o contenido sexual. Ya podrían ser también escrupulosos con empresas de hijos de putas como las del anuncio que os muestro más arriba

Publi pacata

La publicidad está repleta de planteamientos abiertamente sexuales, de manera más o menos evidente (a veces bastante) se nos bombardea contínuamente con feromonas catódicas para vendernos lo que sea a sabiendas de que los seres humanos somos sexos con patas. Pero resulta que si el anuncio es de una asociación contra el maltrato animal el sexo está mal. Es pecado.

El anuncio de arriba es de PETA (Personas por el Trato Ético de los Animales) ha sido censurado por la NBC aduciendo su excesiva carga sexual, se dice que:

“Una joven que se toca el pecho mientras come brócoli”, “otra que se roza unos espárragos contra el pecho”, “el frotamiento de la región pélvica con una calabaza”

Ya no nos extraña nada